Todos somos olas del mismo océano. Aprendemos a tener una invidualidad pactada por nuestra mente y nuestra cultura. Sin embargo, es más lo que nos une que lo que nos separa. De forma similar, separamos al resto de la naturaleza de nosotros mismos, como si fueran objetos que pueblan “nuestro” planeta.

Este curioso vídeo fue realizado por el Laboratorio de Campo de Energía Alternativa y Sostenible del Sudeste de Texas. La forma de llevarlo a cabo fue la siguiente: en medio de un paraje árido, dejaron un cubo de agua dentro del cual había una cámara acuática grabando. En ese momento, todos los animales que viven en el desierto, desde el más pequeño al más grande, de todos los reinos animales, fueron movidos hacia el agua.

Aunque nos empeñamos en clasificarnos como individuos y en clasificar todo lo que nos rodea, la realidad es que algo tan esencial y básico como el agua, nos pone a todos a la altura de lo que somos: olas de un mismo océano.

Si este texto te ha resultado útil, o si crees que puede servirle a alguien que conoces, compártelo en whatsapp o en tu red social preferida. Sólo tienes que hacer clic en uno de los botones. Gracias por tu ayuda.