El aikido es un arte marcial de origen japonés centrado en la defensa personal y la neutralización del contrincante. La persona que practica el aikido busca reducir al enemigo y defenderse de un ataque sin causarle ningún daño golpeándole. En comparación con otros estilos de lucha y artes marciales, el aikido se basa en el arte de la paz y la educación de los instintos agresivos, por lo que más que derrotar pretende apaciguar la ira del otro. No solo consideran importante el entrenamiento físico sino que se centran de igual manera en el aspecto mental y espiritual.

El practicante de aikido no proyecta su propia fuerza, estudia el movimiento que realiza el atacante y fluye dentro de él consiguiendo el desequilibrio del otro. Observa el ataque, se introduce en él como el agua al encontrar una piedra y de manera aparentemente sin esfuerzo consigue su objetivo, dominar al contrincante. Ésto es wu wei.

Si este texto te ha resultado útil, o si crees que puede servirle a alguien que conoces, compártelo en whatsapp o en tu red social preferida. Sólo tienes que hacer clic en uno de los botones. Gracias por tu ayuda.